Quienes somos

La Iglesia Evangélica Presbiteriana en Chile es una expresión de la Iglesia Universal con un sistema de gobierno democrático representativo. Siguiendo el modelo de las iglesias del Nuevo Testamento, las congregaciones presbiterianas son gobernadas por un consejo de presbíteros o ancianos (Hechos 14.23; Hechos 15.6; Hechos 20.17 y 28; Tito 1.5; Filipenses 1.1) elegidos democráticamente por la asamblea de los miembros de la iglesia. Este consejo – llamado “consistorio” – tiene siempre al menos dos presbíteros regentes que se encargan del gobierno administrativo y espiritual de la iglesia local, y al menos un Presbítero Docente, también llamado de “pastor” o “ministro”, que se encarga de la predicación y la enseñanza, además del gobierno administrativo y espiritual junto a los presbíteros regentes.

Un conjunto de iglesias locales, o congregaciones se organizan en presbiterios y  que equivalen a una “diócesis” en terminología de gobierno episcopal. Los Presbiterios funcionan como  un consejo que sesiona dos veces al año como asamblea ordinaria. La Asamblea está compuesta por Presbíteros Regentes nombrados como sus representantes por las iglesias, y Presbíteros Docentes que son miembros del Presbiterio y no de una iglesia local. Entre Asambleas el Presbiterio funciona por medio de una Comisión Ejecutiva que se encarga de realizar las tareas de coordinación y ejecutar los acuerdos de la Asamblea.

Los trabajos de los presbiterios y de las iglesias locales a lo largo de Chile, a su vez, están coordinados a nivel nacional por el Sínodo, el cual es un consejo compuesto por los representantes de cada presbiterio. El Sínodo en asamblea ordinaria determina los lineamientos doctrinales, administrativos, disciplinarios y litúrgicos  que las iglesias y presbiterios se comprometen a cumplir y hacer cumplir y a los cuales sus oficiales y pastores prometen fidelidad. Ademas fija los lineamientos de un plan estratégico y de políticas generales de acción y expresa la opinión conjunta de la iglesia presbiteriana en temas de interés nacional o internacional a través de una carta pastoral aprobada por la Asamblea Ordinaria Anual.

Los principios doctrinales, administrativos, disciplinarios y litúrgicos están expresados están expresados en el Derecho Presbiteriano (derecho canónico) reunidos en su Constitución, compuesta por el Libro de las Confesiones, el de Forma de Gobierno, el de Disciplina y la Forma de Culto.

El libro de las Confesiones incluye:

El Credo de los Apóstoles, El Credo Niceno, La Confesión de Fe y los Catecismos Mayor y Menor de Westminster, la Confesión de Heidelberg, y el Credo de la Iglesia Evangélica Presbiteriana de 1980.

Para más antecedentes del origen de las iglesias presbiterianas Chile se pueden buscar:

https://es.wikipedia.org/wiki/David_Trumbull

www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0719-12432012000200008

http://www.memoriachilena.cl/602/w3-printer-21324.html

https://romosanchez.files.wordpress.com/2010/10/archivo-masc3b3nico-nc2ba24.pdf

http://dx.doi.org/10.1590/S0100-85872013000100006

http://www.sendas.cl/wp-content/uploads/2014/07/jose_manuel_ibanez_guzman.jpg

Únete a la Iglesia